DARE ME PATIENTIA (“dame PACIENCIA”)

 Me sumerjo en mi camino iniciático reflejado en las planchas que he compartido con mis QQ\HH\.

En mi plancha de mi Iniciación, decía que la clarividencia como estadio inalcanzable es más un camino que una meta, pues como decía al principio de mi plancha cuanta más luz acaparas, más luz necesitas para iluminar nuevas oscuridades sobrevenidas o descubiertas, pues el ser humano cuanto más sabe más amplía exponencialmente el horizonte por saber, QQ\HH\, PACIENCIA.

 En mi plancha Áspera Lapis, la piedra tosca sigue transmitiendo esa fuerza visual del elemento a pulir, para llegar, tras un trabajo arduo y exhaustivo, a un perfeccionamiento sin aristas, a un estadio más elevado a través del conocimiento que te libera de las ataduras y ceguera del mundo profano, repito, trabajo arduo y exhaustivo,QQ\HH\, PACIENCIA.

En mi plancha Nosce Te Ipsum al tratar mi templo interior y mi autoconocimiento, comentaba que ya los diálogos platónicos nos recuerdan la importancia de mirar hacia dentro antes de decidir y actuar, antes de, PACIENCIA, que Sócrates nos hablaba del dominio de las pasiones, PACIENCIA, y como iba encontrando la pausa, la paz y la ilusión de pulirme sin prisas pero sin pausa, PACIENCIA, como iba sintiendo, desde el interior de mi Caverna, una pequeña luz que ilumina mis noches oscuras, como desde el trabajo y el estudio pretendía erigir esas columnas de Mi Gran Logia de España Gran Logia Provincial de Andalucía Respetable Logia La Constitución nº 63 VV. de Cádiz 2 Templo Interior, PACIENCIA, como la Masonería busca a través de lo iniciático (camino) por lo que parafraseando a Machado, Caminante no hay camino, se hace camino al andar, QQ\HH\, PACIENCIA.

Inmanuel Kant, nos dijo que la PACIENCIA es la fortaleza del débil y la impaciencia la debilidad del fuerte. Newton achacaba sus descubrimientos a la PACIENCIA más que al talento. Unamuno, hablaba de la PACIENCIA para dar en el clavo tras dar cien veces en la herradura, consciente del aforismo latino Errare humanum est, de lo intrínseco a la condición humana, de la importancia de la aceptación y del aprendizaje, pues el Hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Toda nuestra simbología y ritos están impregnados de Ella, desde nuestro Ingreso, trámites, entrevistas, desde nuestra ceremonia de iniciación, pausa, reflexión, desde nuestro trabajo diario, perseverancia, desde nuestra participación en las Tenidas, Ver, Oír y casi siempre Callar, QQ\HH\, PACIENCIA.

 Equilibrio, control de las pasiones, de las imperfecciones y de los vicios, estrategia QQ\HH\ PACIENCIA.

Perseverancia, trabajo, estudio, QQ\HH\, PACIENCIA. Para Lorca, esperando el nudo se deshace y la fruta madura, pero la PACIENCIA no es indolencia, no es indiferencia, no es pasividad, la espera ha de ser proactiva, Pitágoras habla de la Virtud como la Filosofía en Acción, volviendo a repetir, haciendo uso continuo de la reiteración, sin prisa pero sin pausa, QQ\HH\, PACIENCIA.

Autor: Diego Muñoz

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: